El esquema tradicional de trabajo en Colombia quedó en el pasado, de acuerdo a una encuesta elaborada por WeWork sobre preferencias para trabajar.

A medida que el proceso de vacunación avanza en Colombia y las personas retoman actividades diarias, que se vieron pausadas o adaptadas por una crisis sanitaria, generada por la pandemia, las empresas y sus colaboradores regresan gradualmente a las rutinas pre pandémicas.

Si 2020 fue el año de las oficinas remotas, el 2022 le dará la bienvenida al trabajo híbrido, sobre todo con los últimos comunicados del gobierno nacional de levantar medidas Covid.

Así, después de dos años de trabajo remoto, las compañías comienzan la transición de regreso a la “normalidad”, frecuentemente en un modelo híbrido que hace el proceso más cómodo para los colaboradores. Porque el talento humano necesita espacio, estabilidad y también interactividad.

En este punto, es importante ofrecer opciones flexibles de trabajo que sean controladas por la misma autonomía que ha reinado en el mundo laboral desde hace dos años y que ha demostrado que el trabajo no es ni mejor ni peor que el que se hace desde la libertad de escoger el lugar y cómo trabajar.

Resultados de estudio de WeWork para Colombia

De acuerdo con el estudio “Redefiniendo los modelos de trabajo en Latinoamérica”, realizado por We Work en varios países de América Latina, los niveles de productividad individual registrados en cada modelo de trabajo son similares e incluso posicionan al modelo híbrido como el más productivo: en una escala de 0 (muy baja) a 5 (muy alta), el trabajo presencial obtuvo 4, el remoto 4,3 y el híbrido 4,5.

Sin embargo, la investigación también arrojó datos asociados a desafíos en áreas como la salud mental, la concentración y la calidad de vida, y otros retos del trabajo a distancia. Por ejemplo, el establecimiento de vínculos de confianza, colaboración y empatía entre equipos, infraestructura de trabajo inadecuada, consolidación de la cultura organizativa, contratación e incorporación de nuevos colaboradores, y gestión del tiempo personal.

Lograr un equilibrio entre lo presencial y lo remoto, así como su potencial de alternancia entre actividades que exigen concentración con aquellas que requieren interacción, se muestra, según la evidencia, como un camino óptimo en el momento actual de la pandemia.

Es aquí cuando el trabajo híbrido se convierte en una buena idea, para que los colaboradores de una empresa -independiente del tamaño de esta– se sientan cómodos con el regreso presencial a sus trabajos, en una modalidad en la que, definitivamente, se pueda garantizar un equilibrio entre la vida personal y la vida laboral.

Dicha visión es confirmada por las respuestas de los cientos de participantes del estudio llevado a cabo por We Work, que señalan que el trabajo híbrido es el modelo ideal post pandemia para los encuestados en Colombia, con un 82% de las preferencias.

De hecho, millennials, generación Z y baby boomers encuestados coinciden en que prefieren trabajar 2 días presenciales y 3 remotos; mientras que los centennials y los mayores de 60 años se sentirían más cómodos trabajando 3 días de manera presencial y 2 remotos.

No hay solución que prevalezca

Este nuevo modelo de trabajo, además, les permite a los colaboradores, según los encuestados en Colombia, superar barreras como la pérdida de tiempo entre desplazamientos que se deben hacer entre la casa y la oficina, (considerada por el 66% como la mayor desventaja del trabajo presencial), seguida por la gestión del tiempo personal, entre otras.

Probablemente, no existe una solución que prevalezca y funcione para todas las empresas o profesionales. Lo que sí está claro es que el mundo necesita seguridad y flexibilidad en su espacio de trabajo. Y en esa visión el modelo híbrido parece un camino promisorio para atender los anhelos de líderes y colaboradores en la era post pandemia.

 

 

Fuente: https://www.valoraanalitik.com/

Comparte esto con amigos:
¿Requieres ayuda?