Comprar productos de cualquier lugar del mundo a un clic de distancia es atractivo, ¿cierto? Acceder a una gran cantidad de marcas que no se consiguen en el mercado nacional es como entrar a un centro comercial infinito, gracias a internet. Pero esa fantasía tiene la ‘letra menuda’ que la mayoría no tiene en cuenta: los impuestos de importación.

En Colombia, este tipo de compras hacen parte de la modalidad denominada Tráfico Postal y Envíos Urgentes, que también incluye a la correspondencia y paquetes postales. En el caso de las compras en páginas webs, no deben superar los USD 2.000 ni pesar más de 50 kilos, de acuerdo con la Dian.

La última reforma tributaria introdujo algunos cambios en este tipo de impuestos, que ahora se aplican hasta a productos con precios tan bajos como 1 dólar, según explica Adalberto Castro, contador público con experiencia en impuestos aduaneros y miembro de la firma Delavega Asociados Asprun.

“En ocasiones, ingresar esos productos de consumo al país le causa al ciudadano trámites adicionales y fastidiosos para pagar los impuestos y aranceles que, en muchos casos, no ascienden a más de $2.000. Muchos abandonan la mercancía”, explica Castro.

La Dian explica cuál es la base para definir el valor que debe pagar quien compra en páginas extranjeras: “El pago de los tributos aduaneros (arancel e impuestos sobre las ventas) se liquida sobre el valor del precio pagado, sumado al valor del flete y el seguro internacional, no sobre el valor por el que se asegura el envío”.

Cuánto se debe pagar

Antes de comprar en una página web extranjera, tenga en cuenta que, además del costo del producto, debe asumir un IVA del 19%. En ciertos casos, se suma un arancel del 10%, es decir, un total de 29% en impuestos.

“La norma establece que esos impuestos no se pagan si la mercancía llega de países con los que hay un acuerdo o tratado de libre comercio, por ejemplo de los Estados Unidos o Corea del Sur, y además si el producto no es de uso comercial”, señala el contador experto.

Añade que no ocurre igual cuando se trata de compras en países como China, pues el 99% de los productos, aproximadamente, son gravados por el IVA del 19% y en algunos casos se debe pagar un arancel del 10%. “El pago de los tributos aduaneros, se liquida sobre el valor del precio pagado, sumado al valor del flete y el seguro internacional”. Adalberto Castro.

Así debe pagar

Todo artículo comprado en el extranjero le llegará hasta la puerta de su casa a través de las empresas de transporte postal como DHL o 7-24, que es del Estado. Son estas mismas las encargadas de tramitar el pago de los derecho de importación, incluido el IVA.

“Una vez llega la mercancía a Colombia, la Dian genera la liquidación del impuesto a pagar y la envía a la dirección del comprador. En caso de no recibirla, debe comunicarse con la empresa transportadora postal y suministrar el número de guía y el correo electrónico para recibir la liquidación de los respectivos impuestos”, comenta el contador Adalberto Castro.

Por lo general, las empresas de transporte postal cargan a su página web la Carta de Impuestos de Aduana, para que los clientes consulten y hagan los pagos correspondientes, lo que suele requerir crear un usuario para hacer la consulta. Por supuesto, debe acreditar el pago ante la empresa que tiene su mercancía para que programen el envío hasta su domicilio.

El experto resalta que “el comprador tiene máximo 60 días para hacer el pago de los impuestos, contados desde que la mercancía ingresa a la zona de aduanas. Si no se hace en ese término, el paquete podrá declararse en abandono y la Dian procederá a rematarlo”.

 

Fuente: El Universal.

 

 

Comparte esto con amigos:
¿Requieres ayuda?