En la actualidad, podría haber hasta 7.500 puestos de trabajo en esta industria, los cuales podrían caer a 0 en los próximos dos o tres meses.

Según el presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines durante la pandemia cuando decretaron en Colombia el uso obligatorio del tapabocas como medida sanitaria para protegerse del covid-19, la industria textil y de la confección nacional vieron en este elemento la oportunidad para salir a flor en medio de cierres y caídas en el consumo.
De acuerdo con Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, cerca del 9,9% de las compañías de confección y textiles del país estaban produciendo elementos de protección.
“Fue tanto el apogeo de la fabricación de tapabocas, que hicimos hasta para vender al extranjero. El 70% de las exportaciones del sector obedecieron a ventas de las empresas de fabricación de textiles”, indicó Rodríguez en diálogos para el diario El Espectador.
Además, el líder gremial afirmó que, para Medellín los tapabocas significaron un aumento en las ventas de las empresas de fabricación de textiles, “gran parte de las empresas del sector manufacturero en Medellín se dedicaron a la elaboración de esto. En muestra de ello es que en Antioquia las exportaciones 202-2021 se incrementaron por encima de un 7% en este segmento”.
En su momento el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) hizo llamado al sector para fabricar prendas de protección a través de la convocatoria “Empresarios por la vida y el empleo”. Para abril de 2020, 3.900 empresas, de confecciones y plásticos, tomaron esta medida.
Levantamiento de medidas
Según cifras del Mincit, entre enero y julio de 2020 más de 150 empresarios (el 74,6 % eran mipymes) exportaron a 19 países tapabocas por US$29,4 millones. En el total de 2020, se exportaron US$49,5 millones en mascarillas, unas 1.299 toneladas. Mientras que, en 2019, solo se exportaron US$71.357.
Luego de la reactivación y el levantamiento de las medidas del uso de tapabocas en espacios abiertos se evidenció la reducción de ese mercado. De acuerdo al Ministerio de Comercio, para 2021 se exportaron US$8,3 millones en tapabocas. Entre enero y febrero de 2022 tan solo se han exportado US$462.155, mientras que en el mismo período de 2021 la cifra fue de US$2,6 millones.
En un informe de la Asociación Nacional de Empresarios en Colombia (Andi), el total de exportaciones tapabocas de uso general durante los últimos cinco meses de 2021 y enero de 2022 fue de US$446.996. Los principales países a los que se exportó fueron Perú, Chile y Estados Unidos.
Ahora con la medida del Gobierno, que comenzó a regir desde el 1° de mayo, de retirar el uso de tapabocas en espacios cerrados para municipios que tengan el 70% del esquema de vacunación completo y el 40% de la dosis de refuerzo.
“Va a tener efectos importantes, tanto en la producción como en el empleo. Las mascarillas se posicionaron en 2020 como el principal producto exportado en la categoría ‘otras confecciones’, con una participación cercana al 62 % del mercado. Eso reflejó que en este momento de la pandemia los sectores se volcaron a la elaboración de esos elementos y las empresas invirtieron recursos significativos y mantuvieron puestos de trabajo”, señaló Camilo Rodríguez.
De igual manera, agregó que, “en este momento hay alrededor de 6 mil a 7.500 puestos de trabajo enfocados en estos segmentos. Esos puestos pueden caer a 0 en los próximos dos o tres meses”.
Por su parte, Carolina Alonso, administradora de la empresa Termosellados Malu, empresa de fabricación de tapabocas que nació en pandemia en Bogotá, mencionó que, “la nueva norma nos afecta porque somos varias personas que dependemos de la economía de los tapabocas, incluso a mis vecinos, que tienen fábricas de tapabocas. Nuestras ventas se bajaron un 70%. Además, de ser casi 20 empleados ahora solo somos cuatro”.
“Las ventas no seguirán igual que antes, pero vamos hasta donde se acaben las existencias. A comienzos de 2022, el contagio estaba alto y nos fue bien, pero después de mitad de febrero bajó la venta y tenemos muchas existencias. Trataremos de vender lo que más se pueda para sostener al personal”, concluyó Alonso

Fuente: https://www.infobae.com/

Comparte esto con amigos:
¿Requieres ayuda?