El sacerdote tendrá un sueldo de casi cinco millones de pesos al mes hasta que el 30 de diciembre de 2022

El Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (Dapre), en cabeza de Mauricio Lizcano, contrató al padre Álvaro Duarte Torres para apoyar el buen clima laboral en la Casa de Nariño.

En el documento del Dapre se especifica las funciones que tendrá el sacerdote en el Palacio Presidencial y asegura que es un contrato de “prestación de servicios profesionales”. La tarea principal del sacerdote será propiciar “el desarrollo de actividades de fortalecimiento de la cultura de principios y valores de los servidores públicos de la Entidad que contribuyan en el mejoramiento del clima laboral”.

El contrato también detalla otro tipo de funciones como: proponer y acompañar al Grupo de Bienestar y Desarrollo, y promover el desarrollo de actividades que mejoren la calidad de vida de los servidores públicos y sus familias, “propendiendo en todo momento por el desarrollo personal e intelectual, para la toma de decisiones y solución de problemas”.

El funcionario deberá brindará “espacios de orientación a los Servidores Públicos del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, que lo requieran” y apoyará las actividades organizadas por el área de Talento Humano de Palacio.

Esas funciones corresponden a su hoja de vida: Álvaro Duarte es profesor de la Universidad Minuto de Dios, director de la Unidad de Espiritualidad Eudista y cuenta con un magíster y doctorado en teología. El sacerdote tendrá un sueldo de casi cinco millones de pesos al mes, que tiene una fecha límite hasta el 30 diciembre de 2022, por lo que en total recibiría 17 millones.

“El valor del contrato se pagará por parte de la entidad en mensualidades vencidas o proporcionales por fracción del mes del servicio prestado, tomando como base una remuneración mensual de $4.917.271,00, de acuerdo con las obligaciones a desarrollar, la experiencia para ejecutar el objeto del contrato”, se lee en el documento.

La otra contratación para mejorar el clima laboral

El pasado 8 de septiembre Nerú Martínez Carrillo firmó un contrato con la Presidencia de la República para desarrollar actividades “en materia de salud mental y física que mejoren la calidad de vida de los funcionarios de la entidad”. Según dice el documento, ganará más de 26 millones de pesos mientras dura su contrato hasta el 31 de diciembre de 2022.

El coreógrafo presentó una propuesta por una asignación mensual de siete millones de pesos, en las labores contempladas en Bogotá o en cualquier lugar que la entidad disponga porque cuenta con disponibilidad para viajar.

Entre sus actividades estará apoyar el Grupo de Bienestar y Desarrollo del Área de Talento Humano para identificar las necesidades de capacitación de funcionarios en temas culturales, recreativos y artísticos. También se encargará de promover estilos de vida saludables y actividades de acondicionamiento físico.

“Realizar cápsulas y videos que promuevan la práctica adecuada del deporte, actividad física, recreación, aprovechamiento del tiempo libre, y hábitos de vida saludable para los funcionarios de la Entidad”, dice otra de las actividades contempladas en su propuesta.

El director de Dapre, Mauricio Lizcano, señaló que también estará encargado de dirigir el gimnasio de Palacio. Además, que esta contratación cumple con todas las normas y generará un ahorro las cuentas de funcionamiento logístico de la Presidencia.

“Este año las decisiones que hemos tomado le ahorrarán 33.000 mil millones al presupuesto del DAPRE. Se contrató a Nerú para dirigir el gimnasio y las actividades de bienestar del Dapre. Tiene toda la experiencia y la confianza para desarrollar el objeto del contrato”, sostuvo Lizcano en su cuenta de Twitter.

 

 

Fuente: https://www.infobae.com/

 

 

 

Comparte esto con amigos:
¿Requieres ayuda?