El Ministerio de Hacienda presentó el pasado martes el Marco Fiscal de Mediano Plazo. En este documento hizo un balance del impacto que provocó la pandemia del covid-19 en la economía y cuál es la hoja de ruta de la política fiscal que le quedará al próximo gobiernoEl centro de estudios propone alternativas y propuestas encaminadas a mejorar el recaudo tributario que en la actualidad es muy bajo.

“En este marco explicamos cómo logramos avanzar en la organización de la casa y también se deja una senda de sostenibilidad en materia de crecimiento económico, social y por el lado fiscal”, manifestó el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

En el documento, la cartera de Hacienda revisó las cifras de crecimiento económico de un 5 a un 6,5 por ciento para el 2022, los precios del barril del petróleo de 70 a 100 dólares y la tasa de cambio promedio de 3.823 a 3.924 pesos por dólar.

Además, el gobierno destaca el contexto macroeconómico favorable y la mayor gestión de la Dian lo que permitirá reducir el déficit y la deuda. De hecho, el ajuste fiscal previsto para el 2022 será el más grande en casi 30 años.

 

Mayor crecimiento

La expectativa de la cartera de Hacienda es que la economía se expanda un 6,5 por ciento en el 2022. Esta proyección se revisó al alza desde el anterior dato de 5 por ciento.

Según Restrepo, este mayor dinamismo de la economía estaría explicado por la rama del comercio, de la industria manufacturera y de las actividades artísticas. Además, también resaltó el crecimiento que ha tenido el consumo privado gracias a la creación de empleo en lo corrido de este año y por los días sin IVA.

El mayor dinamismo estaría explicado por la rama del comercio, de la industria manufacturera y de las actividades artísticas. Además, también resaltó el crecimiento que ha tenido el consumo privado

Igualmente, la cartera de Hacienda espera que la inversión repunte a un mayor ritmo de lo esperado por cuenta del dinamismo de la maquinaría y del equipo, gracias a los cambios que se hicieron en la Ley de Crecimiento que redujo los costos de capital.

Al contrario, Restrepo señaló que la minería y la construcción siguen siendo los dos sectores rezagados en la reactivación económica, mostrando niveles aún por debajo de los prepandemia.

“Este resultado es coherente con las proyecciones de la Ocde. Seremos el primer país en la del ‘club de las buenas prácticas’ en materia de crecimiento”, resaltó el ministro de Hacienda.

En adición, Restrepo señaló que la recuperación de la economía colombiana después del choque que provocó la pandemia será más rápida que en las crisis anteriores, tanto en PIB como en materia de desempleo.

De hecho, destacó que luego de la crisis del covid-19, el PIB alcanzó niveles previos a la pandemia después de 7 trimestres, mientras que en la crisis de 1998 la recuperación tomó hasta 16 trimestres.

El mismo comportamiento se puede ver en materia de empleo. El ministro destacó que la tasa de desempleo también ha mostrado una recuperación más rápida. “Se ha recuperado el 91 por ciento del empleo que se perdió en pandemia. Además, han mejorado los niveles de pobreza, de formalización laboral y se ha retornado a los niveles de equidad”, indicó.

 

Proyecciones para el 2023

La previsión de crecimiento de la economía colombiana para el 2023 que tiene el Ministerio de Hacienda es de 3,2 por ciento.

“El 2023 sería un año de rebalanceo económico, que permitiría sentar las bases de un crecimiento sostenido hacia el mediano plazo”, resaltó Restrepo.

La recuperación de la economía colombiana después del choque que provocó la pandemia será más rápida que en las crisis anteriores, tanto en PIB como en materia de desempleo

 

Los protagonistas de este crecimiento serán la inversión y las exportaciones mientras que el consumo tanto público como privado seguirían convergiendo hacia sus niveles de mediano plazo.

De un lado, la inversión vendrá por el lado de la infraestructura. Por ejemplo, la inversión en la primera ola del programa de las obras 5G (que son 14 proyectos) sería de 21,1 billones de pesos y generaría 615.000 puestos de trabajo. La construcción de este programa iniciaría entre el 2022 y el 2023.

Del otro, la segunda fuente de crecimiento se explicaría por el lado de las exportaciones no tradicionales y de los servicios de turismo.

Adicional a ello, el ministro indicó que los sectores que más crecerían en el 2023 serían los de la minería y la construcción, que ya se acercarían a sus niveles prepandemia.

“El dinamismo de la economía colombiana llevaría a un cierre casi total de la brecha del PIB frente a lo que se hubiera observado en ausencia de la pandemia. Es decir, estamos llegando muy de cerca a los niveles de PIB que Colombia hubiera tenido si no hubiera existido el covid-19”, señaló el ministro.

 

Desafíos hacia adelante

A pesar de estas buenas cifras, la cartera de Hacienda todavía ve riesgos por delante en el comportamiento que podría tener el déficit de cuenta corriente o la inflación.

Frente al déficit proyectado en Marco Fiscal del 2021 (3,5 por ciento del PIB en 2022), se espera ahora un mayor desbalance externo (4,5 por ciento del PIB) debido, principalmente, a un nivel más alto de las importaciones (por los altos precios internacionales y la mayor demanda interna) y a un aumento del déficit de renta factorial por los altos precios de los commodities.

Respecto a la inflación, esta se redujo hasta 9,1 por ciento en mayo de 2022 y se estima que llegue a 8,5 por ciento al cierre de 2022 y a 5,6 por ciento al final del 2023. Para contener las presiones inflacionarias, el Banco de la República ya ha incrementado su tasa de interés de intervención en 425 puntos básicos entre septiembre de 2021 y mayo de 2022.

 

Bajará el déficit fiscal y la deuda

En el 2021, el déficit fiscal cerró en -7,1 por ciento, un dato mejor al -7,8 por ciento del 2020, en medio del inicio de la pandemia.

El ajuste fiscal del año pasado se explicó por los mayores ingresos tributarios no petroleros, una reducción en el gasto público y por la enajenación de Interconexión Eléctrica (ISA).

Y para este 2022 el pronóstico sería aún más positivo debido al mayor recaudo tributario que está logrando la Dian. A mayo, van recaudados 89,8 billones de pesos, lo que representa 11,8 billones más de lo previsto (un 15 por ciento más) y al final del año habría 19 billones más de la meta que se tiene.

Con estas buenas cifras de recaudo, la cartera de Hacienda espera que el déficit fiscal del 2022 se reduzca hasta un 5,6 por ciento. Todo ello, a pesar del esfuerzo por saldar el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc), que va por 14,2 billones de pesos.

“El ajuste del déficit fiscal entre 2021 y 2022 es el más grande en casi 30 años. Las necesidades de financiamiento vuelven a niveles prepandemia”, dijo Restrepo.

Este ajuste fiscal sumado al mejor contexto macroeconómico también conducirían a una reducción sustancial de la deuda neta, que quedaría muy cerca de su ancla.

Para este 2022, la cartera de Hacienda espera que la deuda neta baje 4,3 puntos frente al 2021 y que se ubiqué en 56,5 por ciento del PIB, muy por debajo del dato de 67 por ciento que se estimó en el anterior Marco Fiscal.

 

 

 

Fuente: ElTiempo.

 

Comparte esto con amigos:
¿Requieres ayuda?